fr | en | es
Acerca del OID | Lista de los miembros | Boletín Electrónico | Contacto | Portada
.
Gladys Cecilia Hernández Pedraza

Palabras clave

China y la crisis global


por Gladys Cecilia Hernández Pedraza

29 de abril de 2010

El pasado año resultó trascendental para China. Impactada por los efectos generales de la crisis global, el país asumió con notable esfuerzo la celebración del 60 aniversario de la fundación de República Popular China y resultó impresionante el despliegue de recursos y tecnología de los actos conmemorativos, reflejo evidente de la capacidad y niveles de desarrollo económico y militar alcanzados ya por el país.

La integración de China a la economía mundial ha continuado paso a paso. Hoy participa cada día más activamente en las corrientes de flujos comerciales y financieros a escala global. A pesar de las dificultades, no son pocos los expertos que afirman que China puede convertirse en la segunda economía mundial en 2010, superando a Japón.

Durante el año 2008, ya el PIB de China (4,3 billones de dólares según el BM) se había acercado al de Japón (4,9 billones de dólares). En 2009, el PIB chino alcanzó los 33,535 billones de yuanes, unos 4,8 billones de dólares, y lo más importante es que el país invirtió el 41% del PIB y su consumo privado resultó considerablemente inferior al norteamericano, 35,3% contra 70%.

La crisis global y el desempeño económico en 2009

A pesar de los éxitos alcanzados, no cabe duda que el 2009 fue un año difícil para el desarrollo económico de China. Incluso, las propias autoridades lo han destacado como el más severo, desde el punto de vista económico, en lo que va de siglo. La crisis global continuaba extendiéndose y la economía mundial experimentó una profunda recesión, lo cual tuvo notables impactos para las exportaciones chinas, que descendieron drásticamente, así como numerosas empresas extranjeras abandonaron el país todo lo cual provocó un acusado aumento del desempleo, el regreso de un elevado número de trabajadores emigrados del campo a sus lugares de origen y una abrupta caída de los ritmos de crecimiento económico. (Wen Jiabao, 2010)

Según las cifras aportadas por el Buró Nacional de Estadísticas, el PIB registró un crecimiento anual de 8.7% alcanzando la cifra de 33,535 billones de yuanes. Los ingresos fiscales recaudaron 6,850 billones millones de yuanes, para crecimiento del 11,7%. Otro de los resultados alentadores fue la producción de cereales, que aumentó por sexto año consecutivo, alcanzando las 530.820.000 toneladas, lo que representó un nuevo récord histórico para el país. (Wen Jiabao, 2010)

China enfrentó los embates de la crisis instrumentando varios paquetes de estímulo económico con el propósito evidente de estimular la demanda interna. Por primera vez en muchos años de reforma económica, el centro de la atención de la política monetario financiera se centró en la promoción de la demanda interna, sustituyéndose parcialmente el enfoque que siempre había priorizado los sectores exportadores.

Al primer paquete financiero de 586 mil millones de dólares adoptado en noviembre del 2008, que representó un 3% del PIB y donde el 25% lo constituyen nuevos gastos, se agregaron dos más, algo menos conocidos, que representan 2% y 2.8% de PIB, respectivamente, así como otro paquete para el estímulo de los gobiernos locales (2,4% del PIB), con lo cual China estaría destinando aproximadamente el 13% del PIB a estos programas de estímulo. (Unescap, 2010)

Medidas adoptadas por las autoridades para instrumentar los paquetes financieros.

Por una parte, la política fiscal aplicada fue preactiva, con el objetivo de estimular el gasto, y la política monetaria resultó relativamente flexible. China aumentó en gran escala el gasto fiscal, promovió la reducción tributaria estructural, manteniendo un rápido incremento, tanto del suministro monetario como de la concesión de créditos. (Ver Anexo I)

Adicionalmente se potenció la política monetaria, ampliando la magnitud de la financiación directa y garantizando los fondos necesarios para el desarrollo socioeconómico, con lo cual se logró expandir la demanda interna, no sólo frenando la desaceleración del crecimiento económico, sino que se logró invertir esta tendencia. Entre las medidas adoptadas se destacan las siguientes: (Wen Jiabao, 2010)

Ampliación del consumo de la población. El Estado destino 45.000 millones de yuanes para subsidios, con el propósito de garantizar la venta de electrodomésticos, motocicletas y otros vehículos motorizados en las áreas rurales, así como promovió el cambio subvencionado de automóviles y electrodomésticos usados por nuevos, y la adquisición de máquinas e instrumentos agrícolas. También se redujo a la mitad el impuesto sobre la compra de vehículos de pequeña potencia y se aplicaron exenciones tributarias totales o parciales con el fin de promover las transacciones de viviendas (Wen Jiabao, 2010)

En 2009 se vendieron 13,64 millones de vehículos motorizados y 937 millones de metros cuadrados de apartamentos comerciales, cifras que, comparadas con las del 2008, representan incrementos del 46,2 y el 42,1%, respectivamente; en cuanto a la venta al por menor de bienes de consumo, su valor total se acrecentó en un 16,9%, registrándose un notable fortalecimiento del papel de la demanda interna como impulsor del crecimiento económico. (Wen Jiabao, 2010)

Otras de las medidas fue la promoción de las inversiones. En este sentido se puso en marcha un plan bienal de inversiones por valor de 4 billones de yuanes. En 2009, las inversiones del Gobierno central para fines públicos sumaron 924.300 millones de yuanes, 503.800 millones más que las presupuestadas en el anterior ejercicio. Un 44% de esta suma se invirtió en viviendas de protección social, en programas relacionados con las condiciones de vida de la población rural y en servicios de interés social; un 16%, en la innovación independiente, el reajuste estructural, el ahorro de energía, la reducción de emisiones contaminantes y el fomento ecológico; un 23%, en la construcción de infraestructuras esenciales; y un 14%, en la rehabilitación y reconstrucción con posterioridad a la ocurrencia de desastres naturales. (Wen Jiabao, 2010)

Otros de los momentos más importantes de 2009 lo fueron las medidas aprobadas para hacer frente a la rehabilitación y las reconstrucciones posteriores al catastrófico terremoto de Wenchuan. A estas zonas damnificadas se destinaron 654.500 millones de yuanes, o sea 65,5% del total previsto.

Medidas aplicadas en los sectores económicos más importantes

Las autoridades destinaron al sector agrícola 725.300 millones de yuanes, lo que supuso un aumento del 21,8% de los gastos, en comparación con el año 2008. Simultáneamente, los precios mínimos de adquisición de cereales experimentaron una subida considerable y se puso en marcha el programa de aumento de la capacidad de producción de cereales nacional en 50.000 millones de kilos. En el 2009, 60,69 millones de campesinos se beneficiaron del programa para garantizar la seguridad en el agua potable, el número de familias usuarias de gas metano aumentó en 5.100.000, se construyeron o reconstruyeron 380.000 kilómetros de carreteras y 266.000 kilómetros de líneas de las redes eléctricas, se rehabilitaron viviendas en mal estado para 800.000 familias campesinas y 92.000 familias de pastores nómadas pudieron asentaron. (Wen Jiabao, 2010)
Iniciando el 2010, las autoridades asignaron 28.600 millones de yuanes, 4.200 millones de dólares para apoyar a agricultores. La mayor parte de los fondos, 18.600 millones de yuanes, se destinaran a subsidiar el cultivo de variedades de arroz, maíz y algodón mejoradas. Los otros 10.000 millones de yuanes serían destinados a subsidiar las compras de maquinaria agrícola tales como sembradoras y segadoras. Este apoyo financiero para la agricultura se otorga mientras las severas sequías continúan en el occidente y el sur de la nación. (CIIC, 2010)
La Oficina Estatal de Control de Inundaciones y Alivio de Sequías declaró que la sequía, ya impacta 69,6 millones de mu (4,64 millones de hectáreas) de tierra arable y ha dejado a 12,7 millones de personas y 8,4 millones de cabezas de ganado con escasez de agua potable. (CIIC, 2010)

En el sector industrial también se adoptaron medidas importantes. Las autoridades aplicaron programas de reajuste que implicaron a diez de las producciones industriales más importantes. Se destinó la suma de 20.000 millones de yuanes al apoyo de 4.441 proyectos de transformación tecnológica. (Wen Jiabao, 2010

Simultáneamente, se promovió el proceso de fusiones dentro de las ramas prioritarias y la reorganización de las mismas. Se continuó la paralización de inversiones que se repetían en algunos sectores.

China continuó en el 2009 con la eliminación masiva de instalaciones industriales viejas con el objetivo de ahorrar energía y reducir la contaminación. El objetivo esencial: cerrar pequeñas unidades termoeléctricas, que operan con carbón, por una capacidad generadora total de 15 millones de kilovatios, de acuerdo con un plan de acción aprobado en reunión conjunta del comité directivo nacional de respuesta al cambio climático y el comité directivo del Consejo de Estado para el ahorro de energía y control de emisiones. Al finalizar el año 2009 el país había logrado reducir una capacidad de 26,17 millones de kilovatios. (Xinhua, 2009)

También mantuvo los planes para eliminar la capacidad obsoleta en industrias clave, que representaban 10 millones de toneladas (MT) en la industria de hierro, 6 MT en la industria de acero, y 50 MT en la industria del cemento. Estas medidas perseguían aumentar el ahorro energético y de materias primas Y los resultados para 2009 revelan la eliminación de capacidades de producción ineficiente en la siguiente magnitud: acero 16,91 MT, hierro 21,13 MT, cemento 74,16 MT y coque 18,09 MT, respectivamente. (Xinhua, 2009 y Wen Jiabao, 2010)

A fin de acelerar la ejecución de importantes proyectos especiales estatales de ciencia y tecnología, las autoridades incrementaron en un 30% los fondos asignados a ellas, fondos que totalizaron 151.200 millones de yuanes. En este contexto recibieron especial impulso industrias emergentes, como la de las energías renovables y la de las comunicaciones móviles de tercera generación.

En medio de la coyuntura internacional más adversa, China mantuvo notables inversiones en infraestructura. En 2009 entraron en funcionamiento 5.557 kilómetros de ferrocarriles y 4.719 kilómetros de autopistas. También se mantuvo la producción vinculada al sector de transporte ferroviario urbano, se construyeron, remodelaron y ampliaron 35 aeropuertos de uso civil, así como se emprendieron las obras de mantenimiento y reconstrucción en 6.183 embalses defectuosos o inseguros. (Wen Jiabao, 2010)

En relación al sector energético, el país aumentó la capacidad instalada de las unidades de generación eléctrica en 89,7 millones de kilovatios, inició el suministro de gas a través del tramo occidental del segundo gasoducto oeste-este, y mantuvo las inversiones para la construcción del proyecto de trasvase sur-norte. (Wen Jiabao, 2010)

También en el 2009, China asumió otro de los grandes retos que el avance impetuoso de las reformas ha impuesto al país: la contaminación del medio ambiente. Las autoridades emprendieron acciones relacionadas con el ahorro de energía, la reducción de emisiones contaminantes y la protección medioambiental.

Con estos propósitos se destinaron fondos presupuestarios para respaldar la ejecución de 2.983 proyectos prioritarios relacionados con el ahorro energético y la economía circular1.

Los gobiernos centrales y locales incrementaron las inversiones en proyectos de uso eficiente de energía. En el 2009, se planificó que esos proyectos redujeran el consumo de energía a 750 millones de toneladas de carbón estándar. Adicionalmente, los nuevos proyectos de tratamiento de residuos debían tratar 10 millones de metros cúbicos de aguas residuales.(Xinhua, 2009)

El gobierno estableció el objetivo de reducir el consumo de energía en 20% ciento por cada 10.000 yuanes (1,464 dólares USA) del PIB entre el 2006 y el año 2010. (Xinhua, 2009)

En los tres años previos al 2008, el consumo de energía por unidad del PIB bajó 10,1%. Lo cual implicó un ahorro de 300 millones de toneladas de carbón estándar y la reducción de emisiones de dióxido de carbono en 750 millones de toneladas. (Xinhua, 2009)

Las cifras oficiales más recientes destacan revelan como el primeros cuatro años del XI Plan Quinquenal, el consumo de energía por unidad de producto interno bruto ya ha descendido un 14,38%, mientras que la demanda química de oxígeno y la emisión de dióxido de azufre también descendieron un 9,66% y un 13,14%, respectivamente. (Wen Jiabao, 2010)

Adicionalmente, se distribuyeron equipos de bajo consumo energético, entre ellos más de 5 millones de acondicionadores de aire y 150 millones de lámparas de alto rendimiento. (Wen Jiabao, 2010)

Algunas de las cifras oficiales revelan la evolución experimentada en el sector externo. En 2000 China inició un período de transición para su incorporación a la OMC y en un recuento histórico desde el inicio de las reformas y de la política de apertura, se puede afirmar que la década actual devino exponente del desarrollo acelerado de la economía orientada al exterior.

El comercio exterior, valorado en 2,2 billones de dólares en 2009, descendió, revelando un crecimiento de sólo 13,9%, promedio anual, según datos de la Administración de Aduanas y reflejando así los impactos de la crisis. Las exportaciones del país asiático rondaron los 1,2 billones de dólares reflejando un descenso del 16% en comparación con 2008, mientras que las importaciones alcanzaron 1,01 billones de dólares, un 11,2% menos que la cifra reportada. China alcanzó un superávit comercial de 196 mil millones de dólares o lo que implicaría 99.4 mil millones menos que en 2008. (NBSCh, 2010)

Sin embargo, resulta notable como el país ha incrementado considerablemente su volumen comercial, de 620.800 millones de dólares en 2002 a 2.2 billones en 2009, convirtiéndose en el mayor exportador del planeta. También se observan transformaciones en la estructura del comercio, ya que si en el 2000, la proporción de los productos mecánicos en la suma total ascendía de un 42,3% ya para el 2009 fue de 59,3%, mientras los productos de nuevas tecnologías, se incrementaron desde un 19,8% hasta el 37,5%.(Ma Yan y Liu Xiahui, 2010)

Desde 2002, la totalidad del capital foráneo invertido en China, ha estado entre los tres primeros lugares a escala global. Entre el 2003 y el 2009, ese valor acumuló 525.200 millones de dólares. Simultáneamente, la inversión china en el extranjero también se ha incrementado. Hacia finales de 2009, la inversión extranjera directa de China en otros países había superado los 220.000 millones de dólares. (Ma Yan y Liu Xiahui, 2010)

En estos años, China también ha acelerado la explotación de sus recursos turísticos. Cada año viajan al país más turistas extranjeros y las cifras revelan que en 2008 China recibió a 53.050.000 visitantes foráneos, un 70% más que en 2000. De la misma forma, los turistas chinos que viajan por el mundo se han incrementado y se conoce que en 2008 un total de 45.840.000 ciudadanos chinos viajaron al extranjero por placer, lo que representa, 3,4 veces más que el monto observado en 2000. (Ma Yan y Liu Xiahui, 2010)

Consecuentemente, a partir del auge del comercio exterior, las inversiones y el turismo, las reservas de divisas extranjeras de China se han incrementado de forma estable y constante. Para el 2000, las reservas de divisas del país se contabilizaban en 165.500 millones de dólares. Luego las reservas en dólares se elevaron a 403.300 millones usd y China se convirtió en el segundo mayor tenedor de la moneda estadounidense. (Ma Yan y Liu Xiahui, 2010)

Al cierre de 2006, las reservas internacionales se incrementaron hasta los 1.066.300 millones, rebasando a las arcas japonesas en 191.400 millones y ocupando el primer puesto en el mundo. En 2009 llegaron a los 2,3 billones de dólares, (Ma Yan y Liu Xiahui, 2010)

Retos importantes en temas sociales y ambientales

China ha alcanzado importantes resultados desde el punto de vista social. El ingreso per cápita disponible de la población urbana se incrementó de 6.280 yuanes en 2000 a 17.175 en 2009, manteniendo una tasa de crecimiento en torno al 10%, descontando el factor de los precios. El saldo de las cuentas de ahorro en yuanes de la población urbana y rural llegó a los 21,8 billones de yuanes a finales de 2008, tres veces más que en 2000. Si embargo, los ingresos en las áreas rurales, aunque se han estado incrementando, no lo han hecho con igual rapidez, ni en igual magnitud que en las zonas urbanas.

Los ingresos del campesinado han pasado de 2.253 yuanes per cápita en 2000 a 5.153 yuanes en 2009, con una tasa de crecimiento cercana al 8%, descontando el factor de los precios. En comparación con el ingreso urbano la proporción es de 3.33:1. El Ministerios de Agricultura había declarado ya que la proporción en 2007 era de 3.32:1, y de 3.31:1 en el 2008. También las autoridades hanrconocido la existencia de 270 millones de residentes de bajos ingresos (BEN, 2010)

En 2008, el Coeficiente de Engel2 de las familias urbanas fue de un 37,9%, 1,5 puntos porcentuales menos que el 39,4% de 2000, y el de la población rural llegó a un 43,7%, 3,4 puntos porcentuales menos que el 49,1% de 2000. De nuevo se aprecian diferencias importantes

A finales de 2008, el área viviendas construidas por residente en las ciudades y poblados sobrepasó los 29 metros cuadrados, más de ocho metros cuadrados por encima del registro del 2000, y la de los habitantes del campo alcanzó los 32,4 metros cuadrados, 7,6 más que en 2000. Asimismo, el número de coches de uso familiar disponible por cada cien familias en la ciudad se elevó de 0,5 al cierre de 2000 a 8,8 al terminar el 2008, mientras el de las motocicletas pasó de 21,9 a 52,5 y la tasa de empleo de los teléfonos móviles por cada cien personas se incrementó de 0,8 a 35,3 en el propio lapso.

Otro tema en este sentido es el de la seguridad social y el sistema de asistencia. En las zonas urbanas se ha establecido básicamente el marco estructural del sistema de seguridad social que incorpora los seguros de la vejez, asistencia médica, desempleo, accidentes laborales y maternidad, con una cobertura cada vez más amplia. Al terminar 2008, el número de personas con seguros de vejez, asistencia médica y desempleo ascendió a 218,91 millones, 199,95 millones y 123,99 millones, 1,6 veces, 6,9 veces y 1,2 veces, respectivamente, en relación con 2000.

Dos son los temas relacionados con la migración interna que resultan claves para el país, uno se vincula al tema del empleo y el otro a los efectos objetivos de la migración a las ciudades, a consecuencia del incremento de los procesos de urbanización. La crisis generó el retorno de millones de persona a sus lugares de origen.

Como consecuencia, en las zonas costeras hoy se aprecia una fuerte escasez de mano de obra. Ya iniciada la recuperación económica, las empresas pueden querer mejorar su producción y conseguir más pedidos, lo que influye en la demanda de trabajadores.

En este contexto, las empresas demandan trabajadores para ocupar ciertos puestos mientras que los desempleados buscan otro tipo de trabajos. Las empresas necesitan mayor capacitación y simultáneamente los trabajadores son cada vez más conscientes de sus propios derechos e intereses, por lo que sopesan varias opciones para conseguir sueldos más altos, e incluso hasta valoran la variante de regresar a sus hogares para explorar nuevas posibilidades. r

En opinión de Wen Jiabao: "Cada año, 150 millones de trabajadores migrantes abandonan sus hogares en las zonas rurales para buscar trabajo en las ciudades, hay 24 millones de desempleados urbanos y el número de graduados universitarios llegará a un récord de 6,3 millones en el 2010, lo que genera una gran presión en términos de empleo“(Wen Hiabao, 2010a)

Resulta vital el tratamiento de los procesos de urbanización para China. El 75% de la población total china será urbana en un plazo de 20 a 30 años y este aumento supondría la llegada a las ciudades chinas de otros 300 ó 400 millones de ciudadanos desde el campo. Estas tendencias resultan preocupantes, sobre todo si se tiene en cuenta que en China hoy viven 700 millones de agricultores, con tan sólo un 7% de la tierra cultivable del planeta para alimentar al 22% de la población mundial. (DERCID, 2010).

La solución para los temas de migración interna en el caso de China pasan por la necesidad de lograr el equilibrio entre el desarrollo económico entre el campo y la ciudad. Otra de las grandes problemáticas pudiera resolverse ofreciendo a los trabajadores inmigrantes servicios sociales o ayudas para la compra de un apartamento en ciudades pequeñas. Debe recordarse, que precisamente por ser trabajadores migrantes, no poseen los mismos derechos que los ciudadanos residentes del lugar e incluso se ven afectados también por el contexto de la política de natalidad, una familia -un hijo.

Las empresas de las zonas del Este se están quedando si mano de obra porque los trabajadores inmigrantes cualificados de provincias como Anhui regresan a sus hogares. Los inmigrantes rurales chinos no quieren fijar su residencia en la gran ciudad porque perderían la opción de tener un segundo hijo, si su primogénita es una niña, una opción que no disponen los que habitan en las grandes urbes.(Wen Jiabao, 2010a)

Adicionalmente, muchas empresas se están moviendo al centro del país, donde los trabajadores cobran menos, pero se ahorran la renta y además pueden cuidar de sus hijos o sus padres.(Wen Jiabao, 2010a)

La Asamblea Legislativa celebrada en Marzo discutió un paquete de medidas relacionadas con reformas en la ley electoral que implican también mejorar la representación de las zonas rurales ya que en la actualidad existe un representante de una zona rural por cada cuatro de la urbana.

También relacionado con el tema de las desigualdades en el tema de los ingresos se encuentra el tema del desarrollo regional en el país. En este sentido otra de las políticas adoptadas por las autoridades chinas en el 2009 fue la encaminada a promover el desarrollo coordinado entre las diversas regiones del país. China posee hoy cuatro "estrategias de desarrollo regional": el desarrollo del Oeste, la revitalización del noreste, el ascenso de las áreas centrales, y el rol principal de las áreas costeras. Juntas, estas políticas abarcan el desarrollo de todo el país.

Estos programas de desarrollo se superponen en tiempo y tienen como sustento la aplicación de una política fiscal favorable a industrias designadas y empresas y la designación de mayor cantidad de fondos, ya sea a través del desembolso directo del gobierno central o a través de préstamos concedidos en condiciones favorables por parte de los bancos estatales.

El desarrollo de estas zonas ha sido importante para el país. En el caso de la zona Oeste, se incrementaron las inversiones, se ha mejorado la construcción de infraestructuras y el medio ambiente y se ha acelerado gradualmente el crecimiento económico. Después de la puesta en práctica de la política de Explotación a Gran Escala del Oeste, el crecimiento del PIB se ha acelerado, pasando la tasa de crecimiento promedio anual del 7,3% en 1999 al 14,5% ciento en 2007 y a pesar de la crisis global , a 12,4% en el 2008. (Wei Houkai, 2010).

El nivel de desarrollo económico y social del Oeste se ha elevado también. El PIB regional per cápita de 2008 representó 3,7 veces el de 1999, llegando a 15.900 yuanes. Entre el 2000 y el 2008, la inversión en activos fijos aumentó a un promedio anual del 23,4%. (Wei Houkai, 2010).

Sin embargo, todavía persisten en estas regiones desequilibrios importantes. Entre ellos, el existente entre los sectores primario y secundario. De hecho las industrias extractiva y productora de materias primas sigue siendo mayoritaria en su contribución al PIB.

Segundo, aunque la disparidad entre la regiones costeras del este y las zonas de oeste en relación al PIB per cápita y en los ingresos de los ciudadanos urbanos y rurales, ha estado disminuyendo desde los años 2003 y 2007, respectivamente, así como también se han acortado las distancias en el tema del grado de industrialización, el nivel de urbanización se diferencia cada año más, lo que afectará el desarrollo del Oeste.

Adicionalmente, debe señalarse que las oportunidades de empleo aumentan lentamente. Gran cantidad de inversión se concentra en la industria pesada química y de energéticos, la cual exige más inversión, pero ofrece menos oportunidad de empleo, sobre todo en lugares del suroeste, como Sichuan, donde se concentra una mayor cantidad de población y sobra más mano de obra.

El tema de la pobreza todavía afecta severamente a la zonas del Oeste, En 2008, la población pobre de la región ascendía a 26.488.000 de personas y la tasa de incidencia de la pobreza llegó al 9,3%. La mayoría de los habitantes pobres del campo se concentran en el Oeste. (Wei Houkai, 2010).

Además, la actual estructura industrial del Oeste sigue siendo altamente consumidora de carbón. En 2008, el consumo energético por cada 10.000 yuanes del PIB fue tan elevado como 2,02 toneladas de carbón estándar y el consumo energético por cada 10.000 yuanes del valor agregado industrial llegó a 3,43 toneladas, un 83,6% y 56,6% más alto que el nivel promedio nacional, y un 117% y 126% más elevado que en el Este, respectivamente. (Wei Houkai, 2010).

Otro de los temas importantes está relacionado con las reformas en el sistema de salud y en la educación.

En marzo del 2009 las autoridades chinas aprobaron una reforma de salud donde se comprometieron a garantizar al 90% de sus 1.300 millones de habitantes un esquema de aseguramiento médico primario que suministre un sistema mejor de salud pública, medicinas básicas, redes de clínicas locales mejoradas, y mejores servicios en los hospitales públicos.

Para este programa se destinaría 850 mil millones de yuanes (123 mil millones de dólares). Según el plan de la reforma, las autoridades chinas tomarían medidas en los tres años siguientes para suministrar seguridad médica básica a todos los ciudadanos en áreas urbanas y rurales, mejorar la calidad de los servicios médicos, y hacer los servicios médicos más accesibles y asequibles para las personas ordinarias. (spanish.peopledaily.com.cn, 2010)

El plan incluye objetivos para 2011:

* Aumentar la cantidad de población rural y urbana cubierta por el sistema de aseguramiento medico básico o el nuevo sistema médico cooperativo rural hasta al menos 90% en 2011.
* Construir un sistema de medicina básica que incluya un catálogo de drogas necesarias producidas y distribuidas bajo el control y supervisión gubernamental empezando en 2009. Toda la medicina incluida debe ser cubierta por el aseguramiento médico, y se debe establecer una administración especial para el sistema.
* Mejorar los servicios de instituciones médicas de población rural, especialmente los hospitales a nivel de aldeas, clínicas municipales, o aquellas en villas remotas, y centros de salud comunitarios en las ciudades menos desarrolladas.
* Proporcionar gradualmente servicios de salud pública iguales en las áreas urbanas y rurales en el país. Lanzar un programa piloto empezando en 2009 para reformar los hospitales públicos en términos de administración, operación y supervisión.

En el 2009 se inició la reforma de los hospitales en 16 ciudades piloto. Las estadísticas del Ministerio de Salud señalan que para noviembre de 2009, China contaba con cerca de 14.000 hospitales públicos en todo su territorio. Antes de 1985, los hospitales públicos de China contaban con un financiamiento gubernamental completo. Desde entonces la situación ha cambiado pues los hospitales iniciaron una reforma orientada hacia el mercado mientras la política de reforma económica y apertura de fines de 1978 se arraigaba en el país. (xinhuanet.com, 2009)

Para la reforma en la educación, las autoridades han planteado incrementar la inversión gubernamental en educación a 4 % del PIB anualmente, hasta el 2012. En 2008, la proporción de estas inversiones representó un 3,48% (cri.cn, 2010)

El proyecto del Programa Nacional para la Reforma y Desarrollo Educativos de Mediano y Largo Plazos (2010-2020) fue publicado el día 28 de febrero del 2010 para solicitar las opiniones del público. El proyecto se refirió a cuestiones candentes de interés común relacionadas con la educación y pretende trazar metas estratégica para convertir a China una potencia de recursos humanos en el año 2020 (cri.cn, 2010)

China invertirá más para mejorar las instalaciones en escuelas primarias y secundarias, tales como edificios escolares, equipo de enseñanza, bibliotecas, las condiciones de las instalaciones deportivas y de las pensiones, particularmente en las escuelas rurales. (cctv.com, 2010)

También se proponen estimular a más graduados universitarios para que enseñen en las escuelas primarias y secundarias en áreas remotas y pobres para mejorar la calidad de la educación. Adicionalmente se proponen apoyar el desarrollo de la educación vocacional y llevar a cabo reformas piloto para permitir que las escuelas vocacionales respondan mejor a las demandas de las empresas.

Estas reformas tocaran el sistema de capacitación de personas con talento, el sistema de admisión por medio de examen, el régimen de las escuelas, el sistema de gestión escolar y de administración. Las escuelas secundarias, colegios y universidades adoptarán políticas de inscripción más flexibles, en lugar de sólo usar las calificaciones en los exámenes, para alentar el desarrollo completo de los estudiantes.

El país continuará promoviendo la educación privada y se eliminarán las políticas desfavorables contra ese tipo de instituciones. Existen cerca de 100.000 escuelas privadas en el país, que en 2008 proporcionaban educación a cerca de 28 millones de estudiantes. Los niños de trabajadores inmigrantes podrán presentar el examen de secundaria en áreas donde trabajen sus padres, una medida que permitirá oportunidades iguales de educación a esos niños. (cctv.com, 2010)

En el documento también se pide la eliminación de la administración burocrática de las escuelas, que es considerada un obstáculo para el desarrollo de la educación en China.

Durante 2009, se continuó apoyando programas prioritarios en el tema del medioambiente. China es unos de los países donde los fenómenos climatológicos provocan consecuencias extremas, tales como sequías, inundaciones y los tifones en las regiones costeras, así como las tormentas de nieve en la región interior del norte.

En 1931, cuando se produjo el desbordamiento del río Yangtze perdieron la vida 145.00 personas y otras decenas de millones de personas quedaron sin hogar. Históricamente, a población con condiciones de vida relativamente mejores se concentra en las zonas costeras, mayormente en el delta de los ríos Yangtze y Pearl, y en la cuenca Bohai. Sin embargo, durante los últimos 30 años, el nivel del mar ha ido creciendo a razón de 2,6 milímetros por año, y esta tendencia tiene a mantenerse. (Jihua Pan, 2009)

En la región del delta del río Yangtze, la densidad de población se calcula en 890 habitantes por cada kilómetro cuadrado. Quince grandes ciudades de la región del delta hoy ocupan el 1% de la extensión territorial del país, pero su participación en el producto interno bruto (PIB) ya alcanzó un 17% en el 2008. Por otra parte, para el noroeste del país, donde los asentamientos humanos son sumamente dependientes del agua que proviene del deshielo de las nieves de las montañas Himalaya y Tianshan, el incremento de las temperaturas supondría la desaparición de la agricultura de oasis. (Jihua Pan, 2009)

Consecuentemente, el cambio climático pasa a jugar un papel esencial para el país junto a otros como el aumento de la población, el ritmo creciente de la urbanización y el desarrollo general de la economía. Podría nombrarse también a la escasez de agua.

Los eventos extremos que emanan del cambio climático amenazan la seguridad de la producción alimentaria. El ascenso del nivel del mar amenaza a cientos de millones de personas y pone en peligro riquezas económicas superiores a trillones de activos en yuanes. Por lo tanto, la reducción al mínimo de los efectos del cambio climático y la adaptación son la base del desarrollo sostenible en China.

Los resultados de las acciones desarrolladas en 2009 se revelan en: (Wen Jiabao, 2010)

* La repoblación de 5.880.000 hectáreas, con lo cual se elevó la cobertura forestal del país hasta el 20,36%.
* Se beneficiaron 48.000 kilómetros cuadrados de tierras afectadas por la pérdida de agua y la erosión del suelo
* Se continuó con los programas de prevención y la eliminación de la contaminación hídrica en cuencas claves, tales como las los ríos Huaihe, Haihe y Liaohe y las de los lagos Taihu, Chaohu y Dianchi, y con el tratamiento de aguas, gases y sólidos residuales industriales.

Estos resultados ya constituyen una prueba de los planes aplicados por el país para enfrentar las secuelas del cambio climático.

Adicionalmente, China se ha fijado metas claras para 2020 en relación a las acciones que deberá instrumentar para controlar las emisiones de gases de efecto invernadero y se formularon políticas y medidas al respecto.

En el “Proyecto Nacional de China para Enfrentar el Cambio Climático” se formulan las metas para reducir en 20% hasta 2010 el consumo de energía del PIB por unidad tomando como base el año 2005 y elevar en 10% la participación de las energías renovables en la estructura energética del país, así como para incrementar en 20% la tasa de cobertura forestal. Estas metas son índices obligatorios y están incluidas en la planificación nacional de desarrollo económico y social. (Jiang Yu, 2009)

China y el acuerdo de Copenhagen

Hoy se conoce que aún cuando el cambio climático ha devenido clave para la sobrevivencia de la humanidad la solución se encuentra en manos de muy pocos países. Entre ellos se destacan Estados Unidos, China, la Unión Europea, Rusia, la India y Japón. La suma de las emisiones anuales de gases de efecto invernadero de esos países y regiones constituye casi el 70% del total mundial.

China y la India, consideradas como las mayores naciones entre los países subdesarrollados también poseen volúmenes de emisiones de gases del efecto invernadero considerables, aunque mucho menores que las observadas en los países desarrollados. Es nivel de desarrollo actual de estos países y su rápido crecimiento en condiciones de un relativo retraso tecnológico condiciona este rápido incremento de gases de efecto invernadero que se emiten a la atmósfera. Muchos expertos plantean que dentro de un período relativamente corto, tanto China como la India podrían colocarse en el primer y el tercer puestos mundiales, respectivamente, en este sentido.

Por eso, mucho antes de que este tema saliera a colación, China y la India ya habían iniciado una activa cooperación, buscando conjuntamente la manera de luchar contra el cambio climático, con el objeto de aliviar la presión al respecto.

En 2009, mientras se organizaban los preparativos para la Conferencia de Copenhague, los dirigentes de China y la India tuvieron varios encuentros, intercambiando sus opiniones y actitudes ante el calentamiento climático global.

A finales de octubre y a inicios de noviembre, los dos países hicieron públicas sus metas respectivas para el año 2020 para la reducción proporcional de las emisiones de CO2 con respecto al PIB. Si bien las cifras son diferentes, ambos países tomaron como objetivo la reducción de la densidad de las emisiones de CO2, en vez del volumen total de las emisiones de CO2. (spanish.china, 2010)

Las diferencias son importantes al analizar ambos casos. Si bien ambos países enfrentan críticas similares por parte de los países desarrollados, el volumen global de las emisiones de CO2 de la India se encuentra un 25% ciento por debajo del de China (las emisiones de la India suponen el 4% del total mundial y las de China son el 20%(, mientras que el volumen per cápita representa también el 25% del de China (el volumen per cápita de China es más o menos equivalente a la cifra promedio mundial). (spanish.china, 2010)

Estos elementos hasta cierto punto argumentan el porque, en opinión de sus expertos, “la India no se considera como uno de los principales emisores de gases de efecto invernadero”. (spanish.china, 2010)

Sin embargo, la cooperación China-India en este tema es obligada. EEUU constantemente ataca a estos países y relaciona el cumplimiento de sus metas de reducción de emisiones al desempeño que China y la India puedan temer en este campo.

El Protocolo de Kioto fijaba medidas de reducción concretas para los países desarrollados y convocaba a los subdesarrollados a reducir sus emisiones, aunque no les exigía ninguna obligación. Sin embargo, EEUU siempre ha tratado de pasar a China y la India el peso de la responsabilidad en el tema de las emisiones, sobre todo, tomando como excusa el rápido avance socioeconómico de estos países.

Como se conoce, el Protocolo de Kioto tomó como base el principio de “la responsabilidad común pero diferenciada”. Lo cual implica que ante la amenaza del cambio climático, y cada país debe adoptar medidas para afrontarlo. Pero en la realidad los volúmenes de emisiones de gases y el nivel del desarrollo son muy diferentes, lo que hace que los impactos de las respuestas sean muyo más importantes a escala global si son instrumentadas por los principales emisores.

Si bien China y la India han mantenido una estrecha cooperación bilateral en este tema, también formaron junto con Brasil y Sudáfrica el grupo conocido como BASIC, que pretendía reflejar los mismos intereses dentro del Grupo de los 77 Países (conocido como G-77).

A finales de noviembre de 2009, el grupo BASIC y los representantes de Sudán, que ostentaba la presidencia de turno del G-77, se reunieron en Beijing, y posteriormente las dos partes tuvieron varias reuniones durante la Conferencia de Copenhague.

Ante el Protocolo establecido en Dinamarca, tanto China como la India consideraron que el documento estába inclinado a los intereses de los países desarrollados, por lo que los representantes del G-77 y China expresaron su rechazo.

Dilemas relacionados con la política fiscal proactiva aplicada

En la víspera del Año Nuevo chino, el Banco Popular de China (PBC) anunció, por segunda vez consecutiva en un mes, el incremento en los coeficientes de reserva obligatorios de 50 puntos, llevándolos a un 16.5%. Poco antes de tomar esta medida, se habían instrumentado otras para detener el sobreendeudamiento de los gobiernos locales (a través de empresas públicas locales de inversión), y para calmar los agitados mercados de la vivienda regionales mediante el aumento del coeficiente del pago inicial para los compradores de una segunda vivienda y el coeficiente de garantía para los promotores inmobiliarios. (Fan Gang, 2010)

Por supuesto que estos elementos reflejan la creciente preocupación de las autoridades acerca de la liquidez. A finales de diciembre, la oferta monetaria (un indicador clave utilizado para pronosticar la inflación) había aumentado en un 27% anual, acumulando 60.6 billones de yuanes y la tasa de crecimiento resultó en 9,9 puntos porcentuales superior a la observada en 2008. Por su parte, el crédito (M1) acumuló 22.0 billones de yuanes para un espectacular incremento del 32.4%, o sea 23.3% superior al año anterior. La liquidez (MO) se evaluaba en 3,824 billones de yuanes, para un incremento del 11.8%, sólo inferior en 0.9% a 2008. (NBSCh, 2010)

En enero de 2010, y pese al estricto “control administrativo" de las líneas de crédito financieras, ya que el PBC estableció límites crediticios a los bancos comerciales), los créditos bancarios volvieron a crecer a una tasa anual de 29%, muy por encima de la fuerte expansión observada en el mismo periodo del año 2009. Los temores inmediatos corresponden a las variables inflación, si bien aún esta se mantiene baja, en un 1.5%, ha estado aumentando en meses recientes, y a los precios de las viviendas que se han disparado en buena parte de las grandes ciudades.

Estos elementos han dado pie a rumores acerca del posible estallido de una burbuja financiera en el país, e incluso algunos expertos más arriesgados han pronosticado una recesión en 2010.

Parece demasiado apresurado este postulado. Aunque se pudiera estar de acuerdo con la acumulación de ciertos desequilibrios financieros inherentes al proceso de reformas, potenciados por el nivel de descentralización y la ineficiencia de muchos gobiernos locales acerca de su gestión, las autoridades chinas se mantienen alertas e incluso pueden intervenir, como en otras ocasiones aplicando medidas que a veces resultan impopulares, como las que acaba de aplicar al restringir la capacidad crediticia.

Adicionalmente, aproximadamente el 80% del plan de estímulo se dedicará a inversiones del gobierno en la infraestructura pública e inversiones tales como el metro, los ferrocarriles y los proyectos urbanos, que en gran medida deberían considerarse bienes públicos de largo plazo. Como tal, no contribuirán a la creación de una burbuja que conduzca a un exceso inmediato de capacidad en la industria. (Unescap, 2010)

Otro elemento interesante es que casi el 40% del incremento de los créditos bancarios en 2009 posibilitó la expansión fiscal debido a que los proyectos comenzaron antes que se dieran las asignaciones presupuestales necesarias para financiarlos. Es cierto que el sobreendeudamiento de los gobiernos locales puede poner en riesgo al sistema bancario y a la economía en conjunto, pero, dado el bajo coeficiente deuda pública-PIB actual de China (sólo 24% incluso después del estímulo contra la crisis), las deuda malas no constituyen un problema peligroso, todavía. (Fan Gang, 2010)

Estos préstamos pueden ser absorbidos fácilmente siempre que el crecimiento del PIB anual permanezca entre 8% y 9% y, lo más importante, siempre que las deudas de los gobiernos locales no sigan expandiéndose.

El diferendo con Estados Unidos y la posible apreciación del Yuan

El diferendo histórico abarca temas disímiles, desde las políticas aplicadas con relación al Tibet, a Taiwán, pasando por el tema del cambio climático, sumando las medidas de protección que China aplica para proteger su mercado de las importaciones norteamericanas, lo cual priva a los EEUU de una tabla de salvación valorada en un potencial mercado de 1 300 millones de personas, hasta llegar a la creciente desconfianza china en el destino del dólar como moneda de reserva.

Sinólogos como George Gilder, y Martin Jacques han afirmado que en esta crisis el país asiático maduró y ganó autoconfianza. Washington, en cambio, ha perdido capacidad de coerción y “no está preparado para lo que eso significa: no poder negociar desde una posición de superioridad con China”. (losandes.com.ar, 2010)

Sobre la mesa hoy se debaten los grandes contrincantes y la respuesta a sus interrogantes pasa por como se resolverá en tema de la famosa apreciación del yuan, tan ardientemente reclamada por las autoridades norteamericanas.

Algunos expertos destacan que el auge en las importaciones chinas generaría un potencial sobrecalentamiento, lo cual supondría mayor presión para las autoridades y las obligaría a cambiar su política monetaria. En este sentido, el Banco Popular de China ha declarado que durante el 2010 continuará trabajando para perfeccionar su tasa de cambio. Ello hace pensar que por lo menos durante el primer trimestre de 2010, se mantendrá la política que combina bajas tasas de interés con una tasa de cambio fija.

No debe pasarse por alto el hecho real de que China culminó el 2009 con un importante superávit comercial y que los últimos acontecimientos en la esfera monetario internacional benefician a las exportaciones chinas. .

En el 2009, las exportaciones de EEUU a China sumaron 77.400 millones de dólares mientras, las exportaciones desde China a Estados Unidos volvieron a ser superiores, alcanzando los 220.800 millones de dólares, aún a pesar de la restricción de la demanda provocada por la crisis financiera. Esta estrecha interrelación entre ambos países pone límites determinantes al nivel de presiones que puedan ejercer en uno sobre el otro. Las exigencias norteamericanas se tornan agresivas hacia China en la medida que otro conjunto de hechos coyunturales afecta a la economía norteamericana.

Hoy el dólar está subiendo. No importa cuan afectada pueda estar la economía norteamericana, basta que los inversionistas se sientan amenazados en sus operaciones de riesgo, para que se vuelvan a depositar su dinero en EEUU.

Ya presenciamos este fenómeno, no hace mucho, cuando el dólar se revalorizó un 24% en términos ponderados, de julio a noviembre de 2008. Este mismo proceder es el que se observa ahora. El dólar ha aumentado un 10,5% desde que comenzara la crisis en Grecia que ha despertado un pánico generalizado en los mercados desde diciembre del año pasado.

Lo más significativo de esta revalorización del dólar es que coincide precisamente con el momento en que los mercados habían perdido su confianza en la capacidad del Gobierno de EEUU para hacer frente a los niveles actuales de endeudamiento de su economía. Hoy la rentabilidad de los bonos del Tesoro del país a diez años ha subido 13 puntos básicos hasta alcanzar el 3,82%, cifra cercana al máximo registrado después de una crisis.

El dato revela un proceso de venta masiva de bonos estadounidenses. No obstante, a juzgar por la evolución del dólar, todo parece indicar que se han efectuado también compras de activos denominados en dólares. Por supuesto que esta rara combinación llama la atención, sobre como comienzan a evidenciarse las contradicciones internas de la denominada recuperación. Ello también revela la desconfianza que sienten los mercados por el euro.

A corto plazo, esta tendencia resulta muy nociva para el euro y pudiera estar prediciendo un nuevo descalabro para esta moneda. A largo plazo, los propios mercados saben que en tales circunstancias se pudiera estar en la antesala de una nueva crisis financiera, mucho más amplia.

Ante este panorama,¿ puede China apreciar su moneda?.Parece iluso si quiera vaticinarlo. A inicios de Abril del 2010, el secretario norteamericano del Tesoro declaró a la televisión india "confiar que China decidirá que está dentro de sus intereses reanudar el movimiento hacia un tipo cambiario más flexible, iniciado hace algunos años pero interrumpido en medio de la crisis financiera".

Sin embargo, China reiteró que el tipo cambiario del yuan no es responsable de los desequilibrios comerciales con Estados Unidos y negó cualquier manipulación de su moneda. "China nunca ha utilizado esta supuesta manipulación para intentar sacar provecho en el comercio internacional. Esperamos que Estados Unidos examine esta cuestión de manera objetiva", según declaraciones de la portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores

Resultados relevantes en los últimos 10 años

En esta última década, China ha enfrentado serios obstáculos, desde las epidemias SARS y aviar, el terremoto en Sichuan, hasta los efectos negativos de la crisis global y la recesión económica mundial. Aún en este contexto, la economía china ha mantenido ritmos rápidos y relativamente estables de crecimiento, y la magnitud y calidad de dicho crecimiento también ha experimentado transformaciones. Los ingresos per cápita en los últimos años se incrementaron paulatinamente, desde los 856 dólares en el 2000, pasando por 1.000, 2.000 y alcanzando los 3.000 dólares en el 2009. El PIB ascendió del sexto puesto al comienzo del actual milenio al tercero en 2008, y el volumen del comercio exterior pasó del séptimo puesto en 2000 al primero en cuanto a volumen exportado en el 2009

China también se convirtió en el segundo productor industrial más grande del mundo, relegando a Japón al tercer puesto. Según un informe de la Organización de las Naciones Unidas para el Desarrollo Industrial (ONUDI), la participación de Estados Unidos en el Valor Añadido Industrial mundial se sitúa en el 19% en 2009, seguido por China con un 15,6% y Japón con un 15,4%. Estos tres países producen la mitad de la producción manufacturera mundial.

Ya un informe del Instituto Tecnológico de Georgia, publicado en el 2008, tomó en consideración parámetros relativos a éxitos de 33 naciones en la exportación de productos de alta tecnología. En sus gráficas se revelaban datos de los anteriores 15 años y en ellos se puede comprobar como China ha ido adelantando posiciones hasta alcanzar el primer puesto en términos de competitividad tecnológica. En especial se analizan cuatro factores: la orientación del país a la competitividad tecnológica, la infraestructura socioeconómica, la infraestructura económica y la capacidad productiva alcanzadas (ReportNSF.2008)

En 2009, dentro de los sectores industriales más importantes China se ubicó como el primer productor de automóviles del mundo al lograr una producción de 13.790.000 automóviles, sobrepasando a Japón por primera vez. Este es un sector que había estado liderado siempre por Estados Unidos y Japón. En es caso específico de Japón, la Asociación Automovilística de este país declaró que en 2009, se produjeron 7.930.000 unidades, lo que significa un descenso de 31,5% en relación al año anterior.

Las ventas de automóviles han convertido al mercado de China en el más grande del mundo, superando al de los EEUU. En 2009, se vendieron en China 13,5 millones de unidades. Esta evolución ha sido impulsada por las políticas gubernamentales aplicadas, entre la que se destaca la disminución de impuestos sobre las ventas de los automóviles.

Adicionalmente, según las estadísticas de la OMC, China superó a Alemania como primera exportadora mundial en los primeros 6 meses de 2009.Por supuesto, para que esta tendencia se consolide, China deberá tomar en cuenta las fluctuaciones en las tasas de cambio y las presiones proteccionistas presentes en el contexto marcado por la recesión económica.

Resulta necesario destacar como desde el 2000, las exportaciones chinas habían estado creciendo a tasas superiores al 25%, promedio anual. Tendencia esta que se vio detenida por la crisis en el 2007, hecho que colocó a China en el tercer lugar mundial a finales de 2008. En el mismo período, las exportaciones alemanas crecieron un 13% anual.

Otro elemento clave en este contexto es la tenencia de reservas internacionales actuales del país. A finales del 2009, China se había convertido en el primer tenedor de divisas internacionales a escala global con un monto de 2,399.2 billones de dólares. En 2009, la tenencia se incrementó en 453.1 billones en relación al 2008.

Anexo I

Paquetes fiscales aprobados por China

Primer Paquete: Aprobado el 9 de noviembre del 2008. Valorado en 4 millones de millones de dólares o 585 mil millones de dólares.

* Familias con bajos ingresos (280 mil millones yuanes
* Para mejorar las condiciones de vida en las áreas rurales (370 mil millones yuanes)
* Para salud y educación (40 mil millones yuanes)
* Problemas de protección del medio ambiente (350 mil millones yuanes)
* Para la reconstrucción por efectos de desastres naturales (1 millón de millones yuanes)
* Para innovación tecnológica (160 mil millones yuanes)
* La construcción de infraestructuras (vías férreas, carreteras, aeropuertos, redes eléctricas (1.8 millones de millones yuanes)

Segundo Paquete: Aprobado el 12 de enero del 2009. Valorado en 600 mil millones de yuanes

Para gastos expeditos de proyectos planeados. Se pretendió acelerar la inversión en gastos de innovación científica y técnica, especialmente las mejoras tecnológicas.

Tercer Paquete: Aprobado el 21 de enero del 2009. Valorado en 850 mil millones de yuanes

Dedicado a Gastos fiscales. Pretende lograr la reforma del sector de la salud para garantizar la asistencia médica básica a todos; mejorar la calidad de los servicios médicos; y hacer de la salud un medio más accesible

Bibliografía

(BEN, 2010) Buró de Estadísticas Nacionales, Ministerio de Agricultura, 2010.
(cctv.com, 2010) Reforma y Desarrollo del Sistema Educativo de China 2010-03-01 Reportaje Especial: 2010 APN CCPPC www.cctv.com/espanol/20100301/101441.shtml
(CIIC, 2010) Asigna China 28.600 millones de yuanes para apoyar a agricultores. CIIC, 02.03.2010

(cri.cn, 2010) China publica la meta de reforma educativa para los diez años próximos http://espanol.cri.cn/741/2010/03/01/1s193997.htm

(DERCID, 2010) La urbanización en el siglo XXI. Departamento de Economía Rural del Centro de Investigaciones para el Desarrollo, Marzo 2010.

(Fan Gang, 2010)¿Posible burbuja en China? En Project Syndicate. Por Fan Gang, profesor de Economía en la Universidad de Beijing, miembro de la Academia China de Ciencias Sociales, Director Nacional del Instituto de Investigación Económica, Secretario General de la Fundación para la Reforma de China, y miembro del Comité de Política Monetaria del Banco Popular de China

(finance.yahoo.com, 2010) El secretario de Tesoro de EEUU llega a China en pleno debate sobre el yuan. es.finance.yahoo.com/noticias/el-secretario-de-tesoro-de-eeuu-llega-a-china-en-pleno-debate-sobre-el-yuan-afp-79478b5f1a21.html?x=0

(Jiang Yu, 2009) Conferencia de Prensa Habitual Ofrecida el 5 de Febrero de 2009 por Jiang Yu, Portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores, 5 de febrero del 2009. ar.chineseembassy.org/esp/fyrth/t535742.htm

(Jihua Pan, 2009) China: enfrentar el cambio climático con desarrollo sostenible. Jihua Pan, director ejecutivo del Centro de Investigación para el Desarrollo Sostenible en la Academia China de Ciencias Sociales (ACCS), 16 septiembre 2009, http://www.america.gov/esp
(losandes.com.ar, 2010) China-EEUU: tensiones de la nueva bipolaridad, 7 de abril 2010. www.losandes.com.ar/notas/2010/2/20/internacionales-473395.asp

(Ma Yan y Liu Xiahui, 2010) Una década de economía en el siglo XXI. Ma Yan y Liu Xiahui del Centro de Estadísticas Internacionales de la Administración Nacional de Estadísticas de China y del Instituto de Estudios Económicos, Academia China de Ciencias Sociales. Marzo 2010.

(NBSCh, 2010) National Economy: Recovery and Posing in the Good Direction in 2009 by Ma Jiantang, Commissioner, National Bureau of Statistics of China

National Bureau of Statistics of China. January 21, 2010 Beijing, 2010.

(ReportNSF.2008) New Report on Technological Competitiveness www.tpac.gatech.edu/hti2007/HTI2007ReportNSF_012208.pdf

(spanish.china, 2010) China y la India cooperan contra el cambio climático, spanish.china.org, 30-03-2010. Spanish.china.org.cn/international/txt/2010-03/30/content_19714415.htm

(spanish.peopledaily.com.cn, 2010) La reforma sanitaria será lo más cercano a la panacea para la salud de China, spanish.peopledaily.com, 08 feb 2010 http://spanish.peopledaily.com.cn/31619/6890667.html

(Unescap, 2010) Fiscal Stimulus Packages in Selected Asia- Pacific Countries. www.unescap.org/pdd/publications/survey2009/stimulus/fiscal-stimulus.pdf

(Wei Houkai, 2010). Promover aún más la Explotación a Gran Escala del Oeste. Wei Houkai. Centro de Estudios de Desarrollo del Oeste, Academia China de Ciencias Sociales. Marzo 2010

(Wen Jiabao, 2010) Informe de la labor del gobierno chino en el año 2009, leído por el premier Wen Jiabao el día 5 de marzo y aprobado el día 14 de marzo del 2010. Beijing, Marzo 2010

.(Wen Jiabao, 2010a) Conversaciones con Internautas, Marzo 2010.

(Xinhua, 2009) China continúa eliminación masiva de capacidad industrial obsoleta para enfrentar cambio climático BEIJING, 5 jun Xinhua www.spanish.xinhuanet.com/spanish/2009-06/06/content_889412.htm

(xinhuanet.com, 2009) China presenta medidas detalladas de reforma para hospitales públicos, 09.01.2009 www.spanish.xinhuanet.com/spanish/2009-01/09/content_794826.htm


^^^
Este sitio Web es albergado por el servidor independiente y autogestionado |DOMAINE PUBLIC|,
u es realizado con el sistema de publicacion |SPIP|, bajo LICENCIA DE SOFTWARE LIBRE (GPL).
.