fr | en | es
Acerca del OID | Lista de los miembros | Boletín Electrónico | Contacto | Portada
.
Centro de Derechos Económicos y Sociales (CDES)

Palabras clave

La Revuelta en el Patio Trasero

Deudas Ilegítimas y Derechos Humanos: el Caso Ecuador-Noruega


por Centro de Derechos Económicos y Sociales (CDES)

21 de diciembre de 2006

Cuando escuchamos que la deuda externa pública debe ser honrada debemos preguntarnos:
¿quiénes, en qué condiciones la contrajeron, para qué se utilizó y por qué debemos pagar si
no nos beneficiamos de la misma?

La actual deuda externa pública fue contratada en condiciones financieras muy favorables
para los acreedores y sumamente onerosas para el Estado Ecuatoriano, configurándose un
circulo vicioso en el cual a pesar del pago seguimos cada vez más endeudados.
Muchos acreedores, privados o gubernamentales, con el afán de obtener ganancias o
beneficiar a sus países, otorgan fácilmente créditos a los países poco desarrollados, sin
considerar su real capacidad de pago o sus limitaciones en el largo plazo; renegociando los
atrasos en el pago de la deuda a altas tasas de interés que aumentan significativamente la
deuda inicial. Estas condiciones hacen de la deuda un instrumento perverso que favorece el
enriquecimiento de unos a costa del empobrecimiento de muchos, favoreciendo la voraz
arquitectura financiera internacional y muchos procesos políticos corruptos que han debilitado
las frágiles estructuras del sistema democrático.
En el Tribunal Etico a la Deuda Externa, organizado por el CDES y la Plataforma
Interamericana de Derechos Humanos, Democracia y Desarrollo PIDHDD, celebrado en
noviembre del 2001 en Peru, Bolivia y Ecuador; se presentó un caso referente a la deuda
ecuatoriana con Noruega por la compra de 4 barcos por parte de una empresa privada. Este
caso fue denunciado por el CDES a la Comisión de Control Cívico de la Corrupción, quien,
según el Art. 220 de la Constitución Política de la República del Ecuador, “promoverá la
eliminación de la corrupción y receptará denuncias sobre hechos presuntamente ilícitos
cometidos en las instituciones del Estado, para investigarlos y solicitar su juzgamiento y
sanción”.

La investigación conjunta entre la Comisión y el CDES demostró que esta deuda, inicialmente
privada y que luego fue transferida al Estado Ecuatoriano, fue otorgada en franca violación a
los procedimientos internos de Noruega, contraviniendo el espíritu y leyes de la cooperación
internacional, y que gracias a las condicionalidades de los acreedores y el sistema financiero
internacional, ha crecido de manera exorbitante y sin que se pueda establecer un beneficio
directo a la población del país deudor.
Esta deuda tiene los elementos necesarios para declararla como una deuda ilegítima,
constituyéndose en un claro ejemplo de cómo la deuda externa provoca la violación masiva
de los derechos económicos, sociales, culturales y ambientales de los pueblos, contraviniendo
los Convenios y Pactos Internacionales del sistema internacional de los Derechos Humanos.

Parte de esta deuda fue asumida por el Estado Ecuatoriano en el marco de acuerdos con el
Club de París por un monto inicial de US$13,6 millones, el cual se transforma, durante 15 años
y siete acuerdos, en US$ 50 millones, a pesar de que el Ecuador pagó US$ 14 millones.
Acuerdos que lejos de reducir el capital, aumentaron más la deuda.
Si a esto agregamos el hecho que se desconoce el paradero del objeto del préstamo (4
barcos), así como el uso que se les ha dado hasta la fecha y quienes se beneficiaron,
comprobamos que el préstamo para la compra de estos barcos, no ha beneficiado a la
población ecuatoriana, sino más bien ha causado un perjuicio insólito, configurando
claramente una deuda ilegítima, puesto que hoy debemos US$ 50 millones por un préstamo
inicial de US$13,5 millones. ¿Cuántas deudas ilegítimas como estas están cubiertas bajo la
muletilla de “honrar los compromisos” de la deuda externa?

Por tal motivo, la Comisión de Control Cívico de la Corrupción resolvió “exhortar a las
autoridades nacionales para que por la vía diplomática requieran al Gobierno de Noruega la
extinción total de las obligaciones contraídas por el Ecuador en este componente de la deuda
para con el Club de París, por considerarla una deuda ilegítima”.
En esta publicación se incluye una reseña actualizada de la situación socio-económica del
Ecuador, un artículo que recoge algunas perspectivas sobre la doctrina de las deudas
ilegítimas y el Informe de la Comisión de Control Cívico de la Corrupción.

El CDES considera necesario iniciar acciones para lograr la cancelación o extinción total de
esta deuda, impulsando una campaña local e internacional de incidencia que lleve a constituir
una instancia internacional de arbitraje. Este caso de deuda ilegítima podría establecer un
claro precedente a nivel internacional en la búsqueda de alternativas para la cancelación de
la deuda externa y su excesiva carga sobre el presupuesto de los estados, desde argumentos
del derecho internacional y los derechos humanos, demostrando que es posible realizar
auditorias ciudadanas a la deuda pública y trabajar para su anulacion, promoviendo una
revuelta en el patio trasero del mundo financiero internacional.

Dr. Patricio Pazmiño Freire
Coordinador General
Centro de Derechos Económicos y Sociales (CDES)

Encargar el documento (PDF) 431.4 KB


^^^
Este sitio Web es albergado por el servidor independiente y autogestionado |DOMAINE PUBLIC|,
u es realizado con el sistema de publicacion |SPIP|, bajo LICENCIA DE SOFTWARE LIBRE (GPL).
.