fr | en | es
Acerca del OID | Lista de los miembros | Boletín Electrónico | Contacto | Portada
.
Agencias

Nueva estafa bancaria- El multimillonario Stanford no aparece


por Agencias

19 de febrero de 2009

Mientras cientos de inversores en varios países de América latina entraron hoy en pánico al intentar retirar sus ahorros de bancos y otras entidades vinculadas al Stanford International Bank, la Securities and Exchange Commission (SEC) reconoció que desconoce el paradero del multimillonario tejano Robert Allen Stanford, acusado de realizar una operación fraudulenta valorada en 8.000 millones de dólares.

La SEC anunció ayer que había presentado cargos contra Stanford, cuyas oficinas en Houston (Texas) fueron registradas, pero hoy admitió que no sabe dónde se encuentra el multimillonario.

Stanford, que el año pasado fue declarado la persona número 605 más rica del mundo por la revista Forbes, tiene oficinas en Panamá, Venezuela, México, Ecuador, Perú y Colombia, y posee además seis aviones privados, según los medios locales.

La SEC lo acusa de engañar a los inversores, a los que vendió títulos a plazo fijo conocidos como certificados de depósito con unas tasas de interés “improbables y no justificadas”.

Para hacer que las creyeran, el Banco Internacional Stanford, con sede en Antigua, urdió una trama de mentiras, según la SEC.

Dijo que había logrado una rentabilidad de dos dígitos durante los últimos 15 años y garantizó a las víctimas que sus depósitos estaban seguros, pues invertía principalmente en instrumentos financieros ‘líquidos‘, lo que era falso, de acuerdo con la SEC.

Cuando los inversores se pusieron nerviosos tras el descubrimiento del fraude presuntamente llevado a cabo por Bernard Madoff, el Banco de Stanford les dijo que no tenía ninguna inversión ‘directa o indirecta‘ en sus fondos.

Corrida de inversores

Cientos de inversores en varios países de América latina entraron hoy en pánico mientras buscaban retirar sus ahorros de bancos y otras entidades vinculadas al Stanford International Bank.

Firmas financieras que operan bajo el nombre de Stanford en la región emitieron comunicados asegurando que funcionan de forma autónoma a la matriz, en un intento por calmar a clientes que temen haber perdido sus fondos en momentos en que la crisis financiera global ha quebrado bancos y barrido inversiones.

Pero la acusación del regulador bursátil estadounidense al magnate Allen Stanford y tres de sus firmas de haber vendido 8.000 millones de dólares en certificados fraudulentos puso en vilo a depositantes e inversionistas, que acudieron a las oficinas de Stanford con la esperanza de llevarse su dinero.


^^^
Este sitio Web es albergado por el servidor independiente y autogestionado |DOMAINE PUBLIC|,
u es realizado con el sistema de publicacion |SPIP|, bajo LICENCIA DE SOFTWARE LIBRE (GPL).
.