fr | en | es
Acerca del OID | Lista de los miembros | Boletín Electrónico | Contacto | Portada
.
Alejandro Valle Baeza

Recesión o crisis en EUA en 2007


por Alejandro Valle Baeza

17 de septiembre de 2007

Recesión o crisis en EUA en 2007

Alejandro Valle Baeza

Parece que ya se inició una recesión en los EUA y que además hay la posibilidad de que suceda algo peor: una crisis. En una recesión muchos trabajadores pierden sus empleos y una cantidad mucho mayor de ellos ven disminuidos sus salarios reales. Las ganancias de las empresas disminuyen abruptamente, los precios de sus acciones caen y muchas de ellas abaten su producción para ajustarla a una demanda estancada o en declive. Aumentan las quiebras y esas empresas cierran o suspenden sus actividades por algún tiempo despidiendo a todos o a una parte de sus trabajadores. Estas situaciones y acciones se suceden circularmente por algunos meses. Cuando la recesión es muy severa y prolongada se habla de crisis. El mercado capitalista deja de funcionar adecuadamente durante las recesiones y las crisis. Se produce y se consume menos no porque falten medios para producir (maquinaria, instalaciones y trabajadores); sino porque las empresas no pueden producir y vender con ganancias los volúmenes que solían durante el auge.

La recesión llega a EUA después de años de crecimiento iniciados en los noventa sólo interrumpido en 2001 por la última breve recesión. Llega también cuando los EUA tienen una deuda interna enorme (casi cuatro veces su producto anual), burbujas en la bolsa de valores y en bienes raíces (los precios de acciones y construcciones muy elevados) y un déficit externo descomunal (requieren de más de dos mil millones diarios de dólares para cubrirlo). Los problemas económicos se ven agravados por los conflictos políticos y militares: las hasta ahora fallidas invasiones a Irak y Afganistán, la migración de pobres especialmente latinoamericanos.

Todo lo anterior hace temer la posibilidad de una crisis en lugar de una recesión. Sin embargo pocos economistas hablan de una crisis severa en EUA. Pareciera que como ocurre con las grandes empresas frecuentemente salvadas de la quiebra por los gobiernos, el mundo no puede permitirse una crisis grave de la economía estadounidense que seguramente sería de impacto mundial, y alguien o algo evitará una crisis severa en ese país.
EUA es un país excepcional, es la economía nacional más grande del mundo medida por su producción y por ello el dólar estadounidense se utiliza como dinero mundial: salda deudas y es moneda de reserva internacionalmente. Sin embargo, en 2006, EUA tuvo un déficit externo (cuenta corriente) de 856.7 mil millones de dólares y se ha mantenido muy alto durante los últimos años. Ello quiere decir que EUA está consumiendo e invirtiendo con cargo a la producción de otros países: China y Japón principalmente. Los países que obtienen un saldo a favor con EUA (principalmente por un comercio favorable) están acumulando deuda del gobierno estadounidense. Endeudarse durante tantos años seguidos es excepcional y no lo podría hacer casi ningún otro país en el mundo. La inmensa mayoría de los países, sin esperar tantos años, ante un desbalance como el de EUA deberían devaluar su moneda. No ha ocurrido así porque los acreedores de ese país no desean una devaluación considerable del dólar pues también se devaluarían sus activos mantenidos en esa moneda. Eso ha retrasado el ajuste de la economía estadounidense para adecuar su consumo y su inversión a la producción doméstica.

Una de las razones mediante la que los estadounidenses consumen más de lo que producen es el crédito. El crédito se ha expandido más que la producción y eso ha propiciado la especulación. En los últimos años se han otorgado préstamos hipotecarios en EUA incluso a pobres que difícilmente pueden pagarlos, las hipotecas subprime. Un pobre estadounidense deberá pagar una tasa de interés cinco veces más alta de lo normal porque su capacidad de pago es dudosa. Ello evidentemente aumenta las posibilidades de que no pueda cubrir la hipoteca y consecuentemente pierda su casa y el dinero que ha pagado por ella . Las hipotecas ejecutadas durante el 2007 han aumentado dramáticamente. Por ejemplo, en marzo de 2007 fueron 46% más que en ese mes de 2006. La gráfica de ventas de casas nuevas muestra que los problemas detrás de la explosión de la burbuja de bienes raíces son estructurales:

La construcción se expandió notablemente como respuesta a la recesión de 2001. El gobierno de Bush expandió el gasto deficitario y el crédito hipotecario. Los límites a dicha expansión aparecieron desde fines de 2005. El otorgamiento de créditos a los sectores pobres no fue una política social sino una forma de impulsar la acumulación sin considerar que una recesión o una crisis pueden agravarse pues el poder de compra creado es transitorio.

La producción y las importaciones han crecido más que la capacidad de consumo de la población estadounidense. La enorme expansión del crédito ha sido la respuesta de un sistema que descarta los aumentos salariales en correspondencia con los aumentos de productividad. El mercado avisa que el crédito ha sido excesivo tarde y de mala manera. Tarde porque les dice a los pobres que no debieron prestarles para casa u otras mercancías y que por ello deberán perder lo que obtuvieron a préstamo además de que quedarán endeudados. Tarde porque muchas empresas pasarán a manos de sus acreedores como resultado de la quiebra. De mala manera porque pobres y ricos padecen durante recesiones y crisis un súbito aumento de la ineficacia del mercado que merma sus haberes, principalmente los de los pobres. No obstante al terminar la recesión o la crisis la omnipresente propaganda no repetirá hasta el cansancio que vivimos en el mejor de los mundos posibles. ¿Hasta cuándo será así las cosas?

Recesión o crisis en EUA en 2007 (PDF) 27.9 KB


^^^
Este sitio Web es albergado por el servidor independiente y autogestionado |DOMAINE PUBLIC|,
u es realizado con el sistema de publicacion |SPIP|, bajo LICENCIA DE SOFTWARE LIBRE (GPL).
.